¡Conoce el papel de una de las mejores psicólogas de la historia!

Itziar Santos

La música desde siempre se ha erigido como uno de los elementos principales en la formación de la cultura y, por lo tanto, en el desarrollo de los hábitos y costumbres. Así, va a cumplir un papel determinante en el juego de las emociones de las personas conforme van creciendo. Cada época ha contado con un estilo musical que la representa y todos han contribuido al desarrollo interior que cada persona experimenta durante su vida.

Foto 1
Chica bailando al son de la música / Mexico.cnn.com

En la actualidad, la música se ha convertido para mucha gente, en especial para los jóvenes, en algo imprescindible y sin lo que no se imaginan el día a día. ¿Cómo se explica este hecho?

Por un lado, según explica Ángel Ruiz Rodríguez en su estudio “El papel de la música en la construcción de una identidad durante la adolescencia”, en el contexto psicosocial la música desempeña un papel muy importante, ya que es uno de los medios a través del cual los adolescentes van a poder reconocerse y verse reflejados. “Lo harán por la necesidad de pertenecer a un grupo de iguales, para lo cual tienden a querer identificarse con alguno de los modelos o estereotipos propuestos por la industria musical”, señala Ruiz Rodríguez en su obra. De esta manera, se puede decir que la música tiene una doble función. Por un lado se trata de un elemento socializador, ya que al compartir el mismo código, se garantiza la relación y la comprensión entre sus miembros; y por otro es un elemento diferenciador, ya que al adoptar unos códigos que no son comunes a toda la sociedad, hace que se resalte lo genuino y lo particular de cada persona.

Foto 2
Grupo de violinistas tocando /Musikorner.com

Por otro lado, también se habla de que la música juega un papel liberador en las emociones de los seres humanos. Esto se explica en el hecho de que al escuchar una determinada canción, nos sentimos bien. ¿Por qué ocurre? La explicación la han dado, entre otros, unos neurocientíficos americanos.

En 2001, Anne Blood y Robert Zatorre, de la Universidad McGill, en Montreal, llegaron a la conclusión de que las personas que escuchan música de forma relajada estimula unas regiones del cerebro denominadas límbicas y paralímbicas. Estas zonas están íntimamente relacionadas con las respuestas eufóricas, que proceden del impulso generado por el neurotransmisor llamado dopamina. A esta hormona y neurotransmisor se le reconoce como el encargado de la sensación de placer que se suelen experimentar con la comida, el sexo, las drogas o cualquier adicción, que es similar al que se siente al escuchar música.

Foto 3
Chica concentrada escuchando música /Aztecatrends.com

 

Anuncios

Un comentario

  1. […] Rozalén y Beatriz Romero forman sobre el escenario un tándem conjuntado, coordinado y preciso, similar a dos amigas que han crecido juntas, que se conocen la una a la otra y que tienen los mismos gestos. La fama les llamó a la puerta con el videoclip 80 veces –más de 3.600.000 reproducciones en YouTube– . Rozalén es el talento hecho música y Beatriz Romero es la palabra silenciosa, la expresión corporal convertida en danza, la lengua de signos transformada en canción. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s