¿Cuál es el precio a pagar por ser actor?

Itziar Santos

En el mundo del cine hay ocasiones en las que no sirven los tan recurrentes retoques con el Photoshop, tampoco recurrir a la cirugía es una opción, ni por supuesto pasar horas en la sala de maquillaje. Y es que muchas veces solo vale sufrir en las propias carnes del actor el personaje al que van a dar vida. Pero también hay otros sacrificios por los que tienen que pasar los que se dedican a esta profesión.

chris-hemsworth-delgado_1
El actor Chris Hemsworth y su espectacular cambio físico / libertaddigital.com

Cuando uno decide ser actor y luchar por hacerse un hueco en lo que más le gusta, puede que no se imagine hasta qué punto va a tener que sacrificarse a sí mismo.  En los últimos días se ha hecho pública una imagen del actor Chris Hemsworth en la que se le ve sin su musculatura habitual y con unos cuantos kilos menos. ¿Cuál es la causa de ello? Exigencias del guión. En su próxima película, ‘En el corazón del mar’, el marido de Elsa Pataky dará vida a un náufrago.

Hemsworth solo es el último caso de una larga lista de actores que han tenido que hacer un gran sacrificio físico para interpretar un papel. Dietas para adelgazar, o al revés, para engordar en un tiempo récord y tiempo de mentalización son los procesos por los que tienen que pasar para lograr su objetivo. Eso sí, para todos los actores que alguna vez han protagonizado un papel de estas características, este ha sido clave para despegar sus carreras. Aunque pasen los años, la gente siempre les recordará por ese personaje al que un día encarnaron en profundidad.

Así, todo el mundo se acordará de Charlize Theron interpretando a la asesina Aileen Wuornos en el filme Monster (2003). Para esta ocasión, la actriz sudafricana tuvo que dejar a un lado la belleza que le caracteriza. Engordó unos kilos, se depiló las cejas, utilizó prótesis dentales y lentillas oscuras. Este impactante cambio, acompañado de una gran actuación, le llevó a conseguir el Oscar a la mejor actriz.

PicMonkey Collage
Imágenes de la película Monster (2003), en la que Charlize Theron fue la protagonista / revistagq.com

Otro de los cambios más emblemáticos del cine fue el protagonizado por Robert de Niro unos cuantos años antes. En el largometraje Toro Salvaje (1980), el actor tuvo que ganar cerca de 30 kilos de peso, una transformación que le dejó irreconocible. En una entrevista concedida al diario El Mundo hace dos meses, reconoció que este papel fue el más peculiar y el que le supuso un mayor desafío. “Siempre seré Toro Salvaje… El nivel de preparación física y psíquica que me exigió aquel papel fue muy grande. Ha habido otros papeles muy exigentes (pienso sobre todo en El cazador o en Taxi driver), pero el reto de Toro Salvaje fue quizás superior a todos“, confesó de Niro.

Retrocediendo hasta los años 2000 hay que resaltar el caso del actor Christian Bale, que no tuvo reparo en llegar a la extrema delgadez en la película El Maquinista (2004), ni en engordar 30 kilos hace dos años, cuando protagonizó el largometraje American Hustle (2013).

foto_0000000820141102160659
Christian Bale, a la izda en El Maquinista y a la dcha en American Hustle/ cooperativa.cl
La vida personal también entra en juego

Pero los que se dedican a esta profesión no solo deben sacrificar su físico muchas veces por un papel, sino que deben dar un giro a su estilo de vida. Dejan de tener un hogar fijo, establecido en una ciudad, para viajar de un lado para otro. Esto provoca una gran falta de estabilidad en la vida de estas personas, lo que puede conllevarles, en ocasiones, a tener que elegir ente su vida profesional o personal. No siempre todo el mundo entiende esta situación, por lo que convivir con un actor con este tipo de vida puede llegar a ser frustrante.

Un ejemplo de vida nómada es la que tiene el polifacético Johnny Depp. Puede vivir sin residencia fija durante los rodajes, pero en cuanto tiene un hueco libre vuelve hasta Los Ángeles, donde viven sus dos hijos. Sin embargo, Depp extrae lo positivo de esta situación y se siente un privilegiado por tener el tipo de vida que tiene. “Soy muy enigmático y un poco vagabundo porque me encuentro siempre de rodaje, viajando aquí y allá. Lo más extraño es que, como me mudé tantas veces cuando era pequeño, la idea de hacer la maleta e irme me trae buenos recuerdos. Es esa sensación de recoger tus cosas, hacer tu mochila y dirigirte a otro sitio al que me gusta. Así que para mí, el hogar está en la carretera”, explicó al programa Daybreak del canal británico ITV.

fotonoticia_20150609130636_800
Johnny Depp en tres de sus papeles más famosos: Jack Sparrow, Eduardo Manostijeras y el sombrerero loco de Alicia en el país de las maravillas/ culturaocio.com

Además de estos aspectos, ser actor o actriz tiene otras coyunturas para las que hay que estar preparado o, por lo menos, tener ganas de afrontarlas con éxito. Hay que lidiar con la opinión pública constantemente y ser consciente de que día a día estás expuesto a ella. Esto, además lleva implícito la necesidad de estar disponible y con buena cara ante los medios de comunicación, aunque esto sea lo último que apetezca. La fama, además, no es tan idílica como parece. Hay algunos profesionales del sector que no han sobrellevado bien la fama en algún momento de su carrera y esto les ha llevado a recibir críticas. Además, debido al auge de las redes sociales y a su capacidad de expansión, no son pocas las ocasiones en las que una persona famosa ha metido la pata y en poco tiempo se ha convertido en viral, llegando a todos los rincones del planeta.

En conclusión, si hay algo que siempre hay que tener presente, seas actor o te dediques a cualquier otra profesión, es estar seguro de que lo que haces es lo que de verdad quieres hacer, lo que te llevará a ser feliz. Desempeñar la ocupación que a uno más le gusta y le hace vibrar es el único camino que lleva a querer sacrificar cosas, superar trabas y a darlo todo por el fin anhelado. Y solo así, cuando se ha dado todo por algo, es posible que se llegue a conseguir el objetivo deseado. Entonces, el esfuerzo habrá sido recompensado.

“Todos tenemos sueños. Pero para convertir los sueños en realidad, se necesita una gran cantidad de determinación, dedicación, autodisciplina y esfuerzo”. Jesse Owens.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s