Mariano Rajoy quería pedir unas gafas nuevas a los Reyes Magos

Ainhoa Kostich

El pasado 16 de diciembre Mariano Rajoy visitaba Pontevedra junto a la ministra de Fomento, Ana Pastor. En un momento del paseo, cuando discurrían por las inmediaciones de la iglesia de la Peregrina, un joven -de 17 años- que estaba junto al presidente mientras éste hablaba quieto en la calle, se le acercó y le golpeó con fuerza en la cara quitándole las gafas de un puñetazo.

tweet rajoy gafas

El agresor también  ha golpeado a uno de los miembros de seguridad antes de ser reducido por el equipo de seguridad que acompañaba al presidente durante el recorrido. Posteriormente, se hizo cargo de él la Policía, que se lo llevó esposado.

La ministra de Fomento, Ana Pastor intentó quitar hierro al incidente e invitó a la comitiva a seguir con el paseo, que Rajoy completó sin sus gafas.

Seis años de cárcel por esta agresión

La Justicia castiga las agresiones o atentados contra la autoridad, sus agentes y los funcionarios públicos, en el artículo 550 y señala que si la autoridad contra la que se atentare fuera miembro del Gobierno, se impondrá la pena de prisión de uno a seis años y multa de seis a doce meses.

Después de dar el puñetazo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el joven Andrés V. F. comenzó a alterarse. Según la policía, el chico estaba eufórico. Fue reducido inmediatamente y metido en la inmobiliaria Pedrosa, un conocido establecimiento del centro de Pontevedra. Una minoría de personas le vitoreó y el saludó sonriendo levantando el pulgar como si fuera un héroe. “Lo volvería a repetir”, dijo el chico.

En un grupo de amigos de whatsapp, Andrés V.F.- conocido como el capi- les dijo que Rajoy estaba en su ciudad y que le iba a propinar un puñetazo. A partir de ahí, sus amigos comenzaron a reírse y a responder: “Mátalo y escúpele”.

“Le pegué porque tenía dos sueldos”

El chico tuvo varias conversaciones con agentes policiales y estas fueron sus declaraciones. Quienes trataron con él en un momento posterior a la agresión aseguran que el menor no tenía una conducta normal: consumía cannabis hasta hace dos meses y actualmente se encuentra en tratamiento con ansiolíticos.

Relación con el presidente del gobierno

La abuela del menor tiene parentesco con el padre de la esposa del presidente, Elvira Fernández, según informó el PP. Los populares insisten en que se trata de un parentesco “no directo” y que ambos, la abuela del agresor y el suegro de Rajoy, ya han fallecido.

Otros “puñetazos”…en pintadas

 

12391284_791282114338292_25823473131261094_n

Esta imagen está situada en la Avenida de Navarra de Zaragoza, con pintadas en la cara al líder de Ciudadanos: Albert Rivera. Éste tendrá que pedir a los Reyes Magos una nueva renovación de carteles para “votar con ilusión”.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s